Danza oriental

Slider

Con el verdadero nombre en árabe de Raks El Chark “La Danza del Sol” o de “Ra”

La auténtica Odalisca* era la sacerdotisa de los templos sagrados, iniciada, guardiana de los misterios de la vida y del origen de todo. Gran conocedora; ella danzaba, secreta, silenciosa e inspirada. Encarnando en su danza los diferentes aspectos de la realidad, penetrando en las profundidades de la mente creativa, recorriendo a la fuente de la naturaleza divina, de la esencia humana; fruto de la armonía en relación con las verdaderas constantes de la naturaleza y el universo.

En medio de la noche oscura del alma… La sacerdotisa conseguía trascender el umbral. En ella encontramos la fuerza operativa que da vida.

PlayPause
Slider
Slider

A través del acto emocional, sugestivo y evocador expresado, la bailarina vibra manifestando estados del alma. Transmuta.

Serpenteando entre lo conocido y los indescifrables misterios de lo intangible; del inconmensurable.

Creaciones teatralizadas de base oriental, representadas en ambientes emocionantes

Una experiencia llena de magnetismo que conduce, seduce y atrapa al espectador.

Slider